Embarazo gemelar

Una buena nutrición, descanso y un correcto control del embarazo son la claves para llegar con feliz término al parto gemelar. El objetivo del control es lograr al final del embarazo:

Buena salud materna (expuesta a mayor riesgo de hipertensión arterial, de intolerancia cardiorrespiratoria por el exagerado aumento de volumen abdominal, de alteraciones hepáticas y de un cuadro de anemia por carencia de hierro).

Crecimiento fetal adecuado a la edad gestacional de ambos fetos.

Evitar el parto prematuro. Un embarazo de término en los gemelares es considerado por numerosas escuelas obstétricas desde las 36 semanas de gestación; las 38 semanas representan a las 40 de un embarazo único.

La madre portadora de un embarazo gemelar tiene mayor exigencia de nutrientes y por lo tanto necesita ineludiblemente un asesoramiento y seguimiento nutricional realizados por las licenciadas en nutrición.

Un correcto incremento de peso materno según el índice de masa corporal, en este tipo de embarazos, se relaciona con mejor crecimiento del feto in útero, con el peso al nacer y también con mayor duración del embarazo. Se estima como correcto lograr con la dieta una ganancia de peso total en la madre de un múltiple de dos, entre 1 6 y 21 kilos durante todo el embarazo.

Si bien el incremento de peso materno debe ser constante durante los meses del embarazo, los incrementos que ocurren en las etapas temprana y media del embarazo son los que más influyen en el peso de los recién nacidos.

Los pesos óptimos de los gemelos al nacer se consideran de 2.700 a 2.800 gramos a las 36 a 38 semanas. En este tópico existe en la gran mayoría de las embarazadas falta de asesoramiento nutricional o asesoramiento incorrecto, lo que provoca malnutrición materna y el consecuente bajo peso al nacer de los gemelos.

El aporte calórico diario (la energía) debe ser mayor al sugerido en los embarazos únicos, distribuyendo su proporción en un incremento porcentual de los lípidos (40%) (que origina el doble de calorías), completando con hidratos de carbono (40%) y de proteínas (20%).

Escrito por | 2 de septiembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta