Etapas del sueño del bebé

El sueño no es un estado uniforme, sino que consta de varias fases distintas, se distinguen cinco etapas que, cada noche, se repiten tres o cuatro veces.

Durante unos minutos, justo después de que el bebé se haya dormido, aparece la etapa de sueño ligero, de la que se puede despertar fácilmente. Aproximadamente media hora después, el niño entra en una fase de sueño profundo, y es entonces cuando se encuentra más aislado del entorno exterior. Transcurrida una hora de este sueño, comienza una nueva etapa: el sueño REM (del inglés rapid eyes movements), o MOR (movimientos oculares rápidos). En esta fase, las ondas cerebrales indican vigilia, pero los músculos del bebé están completamente relajados. La respiración y el pulso del pequeño se aceleran y los globos oculares empiezan a moverse muy rápido debajo de sus párpados cerrados. Ahora, el cerebro está muy activo y el niño sueña.

A diferencia de los adultos, los bebés presentan unos porcentajes de sueño REM mucho más elevados. Se calcula que durante las dos primeras semanas de vida, aproximadamente el 50 por ciento de su sueño es REM. Además, esta fase es en ellos mucho más activa, con movimientos musculares repentinos, sonrisas, gestos y algún que otro sonido gutural. A partir de los seis meses, el sueño REM constituye solamente el 30 por ciento del tiempo de sueño, cantidad que seguirá disminuyendo a lo largo de toda la vida.

Cada 50 ó 60 minutos, el bebé va cambiando de una fase a otra. Y es precisamente ese momento de transición el más crítico: el pequeño se muestra especialmente sensible a los ruidos externos y puede despertarse con gran facilidad. Y cuando esto ocurre, lo más probable es que se sienta repentinamente solo y tenga miedo de la oscuridad. Consecuencia: el niño empieza a llorar y reclama la presencia de sus papas.

Escrito por | 21 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Hábitos de sueño del bebé - Crece Bebe - 24 de septiembre de 2010 | 20:47

    […] en vela. Poco a poco, el pequeño se irá habituando a un horario similar al de ellos. Y la mayor parte de su sueño tendrá lugar durante la noche. Sin embargo, es imposible predecir cuándo llegará a esa […]

Deja una respuesta