Extracción de leche materna: almacenamiento y conservación

Si bien la lactancia materna es muy recomendada por los médicos pediatras, la vida cotidiana obliga a muchas madres a suspender esta nutrición al momento de regresar a su ámbito laboral. En muchos casos y para evitar esta situación, las madres optan por extraerse la leche para luego conservarla en forma adecuada y así alimentar al niño durante su ausencia.

La extracción no supone un grave problema pues el mercado ofrece una gran variedad de extractores de leche que se adecuan a las necesidades de cada madre. Los cuidados en cambio deben estar en el correcto almacenamiento y conservación de la leche materna. Porque lo cierto es que para realizar este proceso es muy importante respetar ciertas pautas relacionadas con la conservación.

Se recomienda almacenar la leche materna en envases de vidrio o plástico duro que estén muy limpios y puedan cerrarse en forma hermética, evitando los envases para urocultivos. Un buen método es el de rotular los envases con la fecha de extracción de la leche debido a que la fecha de vencimiento de esa leche es vital para la salud del niño.

Si hablamos de conservación, hay que guardar la leche un máximo de 24 horas luego de la extracción a una temperatura de 15 grados centígrados o bien 10 horas si el ambiente está entre 19 y 22 grados centígrados. Si la temperatura del ambiente es de 25 grados centígrados la leche puede conservarse sólo de 4 a 8 horas.

Es por eso que lo mejor es guardarla en la nevera. En este caso hablamos de entre 5 a 8 días y si se trata del freezer o refrigerador la leche puede usarse hasta los 6 meses desde el momento de la extracción. Una vez descongelada debe consumirse dentro de las 24 horas.

Por último, hay que evitar el microondas, hervirla y congelarla una vez que la leche materna ha sido descongelada.

Escrito por | 14 de enero de 2010 con 2 comentarios.
Etiquetas: , , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Padres y Primeros meses y Salud

Artículos relacionados

  • Amamantar es sinónimo de amar

    Después del parto, por su estado fisiológico, la madre es sensible a las manifestaciones de conducta del recién nacido y comienza a...

  • Lactancia materna, una inversión para el futuro

    La ausencia total o parcial de secreción láctea por falta de una sustancia química en la sangre materna es un hecho posible pero de rara...

  • Infecciones durante la lactancia

    Un "cuco" sigue amenazando a la lactancia: la posibilidad de infección. En general, para que una parte de nuestro cuerpo pueda ser invadida por...

  • Bebés rebeldes en la lactancia

    Para los bebés la principal fuente de proteínas, vitaminas y minerales es la leche. Si este alimento proviene directamente del pecho de la...

  • Lactancia de regreso al trabajo

    La duda, la culpa y más que nada el temor angustian a las madres cuando se acaba el tiempo reglamentario de licencia y deben retornar a su...

Comentarios

  1. Lactancia materna: mastitis - Crece Bebe - 16 de enero de 2010 | 2:41

    […] La lactancia materna es uno de los procesos más maravillosos que puede experimentar una mujer en su paso por la maternidad. Una estrechez en el vínculo con su hijo recién nacido se establece entre ambos marcando el inicio de una relación de por vida. Por otra parte, la leche materna garantiza la mejor nutrición que un bebé puede tener. […]

  2. Consejos para amamantar con facilidad - Crece Bebe - 20 de enero de 2010 | 17:46

    […] La buena noticia es que no hay porque sentirse desalentada ante la primera frustración sino, por el contrario, tomarla como aprendizaje para reintentarlo hasta lograr buenos resultados. Más allá de la paciencia, siempre hay buenos consejos que las madres pueden seguir para facilitar la lactancia. […]

Deja una respuesta