Guardarropa básico de la embarazada

Las embarazadas deberían armarse un guardarropa básico, de acuerdo con la época del año en que tengan que pasar el período de vuestra gravidez, y así no se encontrarán  desprovistas en el momento en que acaso estén lejos de vuestra ciudad, en un lugar donde no existan tiendas especializadas para la futura mamá. Veamos qué incluye un guardarropa base para la gestante: en primer lugar, una falda (de tela o lanita, según las estaciones), azul o marrón, os será útilísima durante los seis primeros meses; un vestido entero sin mangas les servirá a partir del sexto mes. Con estos dos indumentos pueden usar todas las camisas y chaquetas que ya tenían; si son deportivas, comprarse  un par de pantalones largos y dos o tres casacas que lleguen hasta las caderas.

Si compran los pantalones negros y una casaca de tejido indiano, por ejemplo, pueden usar el conjunto también por la noche. La casaca también se puede llevar con la falda; si salís a menudo de noche, procuraos uno o dos vestidos elegantes. Preferid la capa al abrigo, pues disimulará mejor el aumento de vuestras formas; además, la capa se puede usar después de la gravidez sin requerir transformaciones.

Naturalmente, todos los vestidos deben ser de vuestra medida, y no han de molestaros ni apretaros lo más mínimo. Siempre que os sea posible elegid modelos fáciles de poner, con cremallera en la espalda o con cierres.

El vestido sin mangas es el más fácil de poner, pues no nene cierres ni corchetes. Es innecesario decir que los vestidos no deben llevar cinturón (estos modelos no lo tienen casi nunca). Con todo, si tanto lo deseáis, podéis usar cinturones muy flojos en las caderas, pero únicamente durante los primeros meses.

Escrito por | 24 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta