Habitaciones infantiles con demasiada luz

En una habitación intensamente iluminada, no sólo se escogerán los materiales con sumo cuidado, sino también los tejidos y los colores que tamicen la luz solar, y la hagan más difusa y uniforme; y se colocarán algunos elementos transversales a la fuente luminosa, para interrumpir el haz de luz prevaleciente, consiguiéndose así zonas de intensidad luminosa graduada.

En este caso, los colores y la superficie, contrariamente a lo que ocurría antes, serán más absorbentes, de forma que no reflejen la luz, ya que podrían tener consecuencias bastante negativas para el equilibrio ambiental. Por eso está indicado el uso de tejidos de revestimiento en las paredes (naturalmente, tratados de forma adecuada y, además, lavables), de tonos suaves, en la gama de los tonos bajos.

También en las superficies de trabajo adoptaremos materiales y acabados no reflectantes, siendo los materiales no demasiado brillantes y los colores no demasiado claros, para evitar situaciones de deslumbramiento.

Escrito por | 26 de diciembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Muebles y decoración

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta