Hablar con el bebé

Las frases sencillas, vinculadas con sus intereses, son las que el bebé capta en primer lugar. Y si la palabra corresponde a un objeto conocido, cotidiano, al que puede tocar, ver, mover, la asociación y la retención son inmediatas. Al principio, la palabra y el objeto no forman sino una sola cosa para él; con el tiempo los irá distinguiendo.

Raramente le hablamos al bebé sin recurrir a un gesto, a un movimiento de cabeza, de manos, de brazos. Cuando le decimos “dame el chupete” extendiendo la mano y manteniendo una actitud atenta, comprobamos que lo hace o se niega, pero manifiesta haber comprendido. Hasta que tiene acceso al lenguaje, ese signo tiene un papel relevante para el chico en el intercambio con los demás.

El bebé interioriza poco a poco las palabras acompañadas con signos: comprende el signo y registra la palabra que más tarde usará. Y las que frecuentemente han sido acompañadas por signos serán las más utilizadas en el futuro.

Escrito por | 15 de enero de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. El lenguaje de bebé - Crece Bebe - 26 de enero de 2010 | 9:01

    […] y papá son expertos en esto de hacerse entender por su pequeño. Apelan a su cuerpo, se mueven, hacen muecas para transmitirle un mensaje, mientras […]

  2. Sus primeras “malas palabras” - Crece Bebe - 27 de mayo de 2010 | 17:59

    […] jardín es, sin duda, el lugar que más oportunidades ofrece para ampliar el vocabulario. Los más pequeños captan al vuelo todo lo que sueltan los mayores, toman buena nota de ello y lo […]

Deja una respuesta