Hipospadia en niños

Cuando el orificio uretral se ubica en la cara inferior del pene, se trata de una hipospadia, ya que normalmente este orificio es central (cuando se ubica en la porción superior se denomina epispadia). Es una alteración que se presenta con relativa frecuencia, ya que uno de cada 125 nacimientos presenta este defecto, que suele acompañarse de falta de descenso testicular. Por suerte, en el 87 por ciento de los casos se trata de una afección mínima (hipospadia coronal o glandular); en el resto, la abertura uretral se encuentra en el tronco (pene) o en la porción cercana al escroto. Este 13 por ciento de pacientes es el que demanda un tratamiento quirúrgico.

Los familiares de la persona que nace con esta alteración tienen entre ocho y diez veces más posibilidades de padecerla que el resto de la población.

Hasta hoy no se ha encontrado una única causa predisponente, por eso se dice que es una enfermedad multifactorial. La corrección de la incurvación y de la erección del pene se adecuarán al criterio del urólogo infantil quien, de acuerdo con la altura del orificio, planteará los tiempos quirúrgicos.

Escrito por | 12 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta