Infección genital durante el embarazo

En el embarazo, se produce una alteración de la flora bacteriana vaginal que hace más frecuentes las infecciones. La irritación, aumento del flujo vaginal, mal olor de las secreciones, picazón suelen ser  algunos de los síntomas que pueden aparecer. Hay que consultar enseguida al médico, ya que algunas de estas infecciones podrían perjudicar al bebé, tanto durante el embarazo como en el momento de dar a luz.

Las vaginosis bacterianas, conocidas como infecciones mixtas, son causa de parto prematuro. Las dolencias más frecuentes son las causadas por hongos; se calcula que dos de cada diez embarazadas sufren una infección de este tipo.

El tratamiento

Los hongos se tratan localmente con crema u óvulos, inocuos para el pequeño. En caso de contagio madre-hijo en el parto, el bebé sufrirá una afección cutánea superficial poco intensa. Para combatir las infecciones por herpes, se administra aciclovir, un medicamento que actúa potenciando las defensas del organismo contra el virus y que no parece nocivo para el bebé.

Dado que el mayor peligro de contagio está en el parto, si el virus pasa al recién nacido, puede provocarle desde fiebre y vómitos hasta afecciones cerebrales, el ginecólogo puede intentar alargar la gestación hasta que el tratamiento haga efecto y el herpes se cure. De lo contrario, se impone hacer una cesárea.

Si el agente infeccioso es una bacteria (como el gonococo), se prescriben antibióticos. Las conjuntivitis bacterianas en el recién nacido, por transmisión de la mamá en el parto, se previenen instilando gotas en los ojos a todos los niños al nacer.

Escrito por | 1 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Parto natural o cesárea - Crece Bebe - 28 de septiembre de 2010 | 8:02

    […] parte de la embarazada, lo fundamental es la confianza en el equipo que la va a asistir. El conocido y simple hecho de que […]

Deja una respuesta