La alimentación infantil y las especias

Los expertos aseguran que la mejor manera de educar el paladar infantil es incorporando sabores y texturas diferentes. Sabemos que las especias son esenciales a la hora de añadir un toque especial en las comidas. Entonces bien, ¿se recomienda añadirlas en la comida del bebé?

De acuerdo a la opinión de muchos pediatras, lo mejor es comenzar con alimentos muy suaves y con poco condimento para que los peques no sufran indigestiones. Con el correr del tiempo y a medida que los niños incorporan nuevos alimentos es posible comenzar a condimentar las comidas. Hay quienes sugieren hacerlo de a poco para que el aparato digestivo mejore día a día la tolerancia a los sabores más fuertes sin embargo, en algunas culturas las especias están íntimamente ligadas a la naturaleza de sus comidas y por esa razón los niños comen comidas sazonadas desde el comienzo sin presentar graves consecuencias.

En lo personal, siempre he añadido unas pocas especias para que la comida no sólo sea digerible sino sabrosa. Creo que la mejor forma de educar un paladar es incentivando los sentidos, con sabores ricos, diversos y evitando los excesos. Un poco de sal, algo de pimienta o unas hojitas de laurel pueden transformar un plato insípido en una delicia. Y los niños de alguna manera la saben…

Escrito por | 10 de enero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta