La anemia durante el embarazo

Durante el embarazo no sólo varía la sangre en volumen y velocidad: su contenido se adapta para favorecer los requerimientos del embarazo. Aumenta la cantidad del plasma, rico en minerales, azúcares, proteínas, grasas, vitaminas y hormonas. Y si bien los glóbulos rojos también aumentan, no lo hacen en la misma proporción, de allí que la anemia (menor concentración de glóbulos rojos en la sangre) sea una condición normal en el embarazo, dentro de ciertos márgenes.

Ocurre que, además, la progesterona dificulta la absorción de ciertos elementos en el intestino materno, entre ellos el hierro y el ácido fólico, ambos esenciales para la producción de una sangre de buena calidad. Es conveniente reforzar la dieta con elementos ricos en estas sustancias, o simplemente administrar suplementos medicamentosos a fin de evitar las anemias severas que son perjudiciales para la marcha del embarazo.

Son los glóbulos rojos los responsables de llevar el oxígeno a todas las células de tu cuerpo y a las de tu bebé. Su carencia, como ocurre en las anemias graves, impacta negativamente en ambos, madre e hijo.

Escrito por | 1 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Embarazo

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta