La comunicación con los hijos

Para que la comunicación con nuestros hijos pequeños funcione es dedicarles tiempo. Estar con los hijos no es una actividad menos importante que otras, así que hay que planificarla y hacerle un sitio en la agenda.

No debiéramos dejar transcurrir ningún día sin pasar al menos un rato con ellos. Y, si es breve, no lo dediquemos a abrumarlos con preguntas. Por supuesto que tenemos que interesarnos por sus cosas, pero dediquémonos también, simplemente, a estar con ellos, a mostrarnos receptivos y escucharlos.

Mantener un buen nivel de espontaneidad y confianza nos ayudará a conocerlos mucho mejor que ningún interrogatorio. Hacerlos sentirse cómodos charlando y dejarlos elegir los temas es la mejor llave hacia su mundo interior. No esperemos cada día revelaciones trascendentales, pero la costumbre de charlar relajadamente logrará que nunca lleguen a ser para nosotros, como por desgracia sucede a veces, unos extraños.

Cuando no sea fácil encontrar momentos para compartir, pongámosle ingenio. ¿Qué tal si apagamos la televisión durante la cena? Y, si no es posible cenar juntos, quizá sí lo sea desayunar. O acompañarlos un rato en su cuarto antes de dormirse.

También podemos buscar actividades para hacer juntos: bañar al perro, llevar el auto a lavar, jugar a cualquier juego de mesa, hacer una colección, avanzar un poco cada día en la resolución de un rompecabezas gigante o un damero difícil… Recordemos la intensa felicidad que nos embargaba cuando nuestros padres nos dedicaban, de verdad, toda su atención. Entonces lo veremos claro.

Escrito por | 8 de mayo de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Padres

Artículos relacionados

  • Comunicación con los hijos

    La comunicación con los hijos es algo que no se improvisa. Requiere que se cultive desde los primeros años (los niños son espontáneos y...

  • El amor y las caricias ayudan a crecer

    Los niños en general son mimosos si se los acostumbra desde pequeños a recibir cariño, algunos lo buscan más que otros, pidiendo que los...

  • Niños que rechazan los mimos

    "Nuestro hijo es un niño alegre y feliz, pero no le gusta que lo alcemos en brazos ni que lo mimemos. Antes era más cariñoso. ¿Qué pasó?"...

  • Nuestros hijos a los siete años

    Cumplidos los siete años,  nuestros pequeños ya no nos reclaman para todo. Ahora se valen por sí mismos en muchas cosas, empiezan a...

  • Las provocaciones de los niños a sus padres

    En general la primera reacción a una provocación suele ser el enojo. Así no sería de extrañar que los padres, irritados, perdiesen el...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta