La convivencia con el bebé

Los mimos y la satisfacción de las necesidades no son incompatibles con los hábitos que hay que inculcar a los niños desde pequeños. A partir del cuarto mes, cuando esa relación de apego está firmemente asentada, los padres pueden ir estableciendo pequeñas pautas que son, en realidad, los primeros límites que se le ponen a un niño.

Poco a poco tendremos que ir adaptando su horario de vigilia y sueño al de los adultos; habrá que decirle no cuando quiera que le demos un objeto frágil o peligroso; más de una vez tendrá que quedarse a disgusto en su cuna, mientras realizamos alguna tarea ineludible; y seguramente habrá que insistir una y otra vez hasta que acepte probar su primer puré.

No es fácil trasladar la teoría a la práctica; y no existen dos niños iguales, como tampoco hay dos familias idénticas. Por eso, cada papá y cada mamá tendrán que adaptar a su caso las pautas de actuación que más se adpten a ellas, que les resulten efectivas, por ejemplo, ¿qué hacer cuando llora?

¿Debemos acudir en cuanto se ponga a llorar?
Antes se decía que era mejor ignorar las lágrimas del bebé, por temor a malcriarlo. Hoy se sabe que es un error. El llanto es su única forma de expresión, y si llora, es porque algo le sucede: tiene frío, quiere comer o se siente solo y necesita cariño.

Por eso, debemos acudir enseguida a su lado e intentar poner remedio a su malestar. Al responder rápidamente a su llanto, el chiquito percibe que no tiene que desgañitarse para lograr lo que desea y que puede confiar en sus padres, ya que siempre están ahí cuando los necesita. Está probado que, a partir del año, los niños  que menos lloran son aquellos cuyas demandas han sido atendidas en el momento.

Escrito por | 16 de marzo de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés

Artículos relacionados

  • ¿Cuándo llora el bebé?

    Los estudios demuestran que los bebés lloran un total de una hora y 45 minutos cuando tienen dos semanas; tres horas diarias cuando tienen...

  • El frío y el calor para el recién nacido

    El tema de la sensibilidad a la temperatura ambiente, o a la temperatura de los objetos que de un modo u otro entran en contacto con la piel del...

  • Primeras semanas junto al bebé

    Planifique dedicar todo su tiempo inmediatamente después del nacimiento de su bebé. No sienta que debe retomar enseguida su vida normal. Si...

  • El bebé dormilón

    Los bebés nacen sin ritmo de sueño. Durante las primeras semanas presentan períodos de sueños cortos y superficiales. Su cabecita no...

  • Los beneficios del contacto piel a piel después del parto

    Desde la calidez de la matriz, la temperatura del mundo exterior puede ser una sorpresa para el recién nacido. Así, los bebés prematuros son...

Comentarios

  1. Niños que son rechazados por otros niños - Crece Bebe - 19 de marzo de 2011 | 10:02

    […] los siete y los diez años, la familia ya no es el único centro de interés de los niños. A estas edades, el grupo de compañeros irrumpe […]

Deja una respuesta