La curiosidad del niño de dos años

El niño de dos años es un aventurero. Hace un año no daba un paso sin mamá, pero ahora ya es “grande” y quiere descubrir el mundo él sólito. Su curiosidad se lo exige, y su desarrollo físico lo permite. Y se lo permite tanto que a veces lo incita, incluso, a subirse a lugares de los que luego no sabe bajar o meterse en sitios de los que es incapaz de salir.

Aún no conoce sus limitaciones ni sabe distinguir lo que es peligroso de lo que no lo es. La tarea de los padres se vuelve ahora fundamental. Ellos deben garantizar la seguridad física de los pequeños, pero sin ahogar su naciente y valiosísima curiosidad. Es necesario alejar de su alcance (en las alturas o bajo llave) los objetos frágiles o peligrosos así como los productos tóxicos.  Tapar los enchufes, proteger escaleras… Todo ello nos evitará un exceso de prohibiciones, del tipo “no hagas eso”, “no toques aquello”, que sólo conducirían a inhibir su curiosidad y a hacerlo temeroso y pasivo.

Y luego está el asunto de la testarudez. A los dos años nuestro hijo necesita afirmar su identidad, y en buena medida lo hace a la contra, es decir, mediante el “no”, palabra cuyo valor acaba de descubrir. Al oponerse, se reconoce como un individuo con voluntad e identidad propias. Los padres necesitamos buenas dosis de comprensión y humor para entender que es una crisis necesaria y pasajera, y para no ponernos a su nivel y entablar luchas de poder, error muy frecuente.

Escrito por | 31 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

  • Desafíos para los niños de dos años

    Este será un momento de grandes cambios para nuestro pequeño. Una etapa de empresas difíciles que tendrá que superar con éxito, y para la...

  • Prohibiciones necesarias a los dos años

    Por su propia conveniencia y seguridad seremos nosotros los que, a veces, debamos pronunciar un "no" tranquilo e inapelable. Si, en términos...

  • El carácter de los niños de dos años

    Para saber cómo tratar a un niño de dos años de edad, primero hay que comprender qué hay detrás de su terquedad y mal genio, signos...

  • ¿Qué atrae a un niño de 1 año?

    Nunca hay que desesperarse. De nada sirve montar en cólera porque aún los niños de un año no son capaces de comprender qué han hecho mal....

  • El niño de 1 año

    Ya no es el bebé que se quedaba quietito allí donde lo dejábamos. Tras el primer cumpleaños viene su independencia y, con ella, la etapa...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta