La duración del segundo parto

Si todo transcurre normalmente, las primíparas suelen ser llevadas a la sala de partos cuando alcanzan 8 ó 10 cm de dilatación. Las multíparas, un poco antes, ya que su período expulsivo también suele ser algo más breve. Los tan ansiados 10 cm de dilatación marcarán el final de la primera fase del parto y el inicio del expulsivo. Ahora se sucederán contracciones cada vez más frecuentes y prolongadas; el bebé nacerá por lo general a los 20 ó 30 minutos.

Que se haya practicado la episiotomía (corte en el periné) en el primer parto no implica, necesariamente, que tenga que ser así también en el segundo. Todo depende de la elasticidad del periné. Si el médico considera que se puede evitar sin que se produzca un desgarro, tratará de hacerlo, pero la parturienta debe colaborar, seguir sus indicaciones y empujar en el momento adecuado.

¿Y si el primero fue con cesárea?

Una pregunta frecuente que formulan las mujeres es si en el parto anterior surgió alguna complicación, ¿aparecerá de nuevo esa dificultad en el segundo? En caso de cesárea, las probabilidades de que el segundo parto sea normal son del 50 por ciento. Cuando existe estrechez pélvica, la postura del feto es transversal o el diámetro de su cabeza es mayor que el diámetro de la pelvis de la madre, la cesárea será de nuevo inevitable.

Sin embargo, si la intervención quirúrgica se debió a falta de progresión en el parto, sufrimiento fetal o presentación de nalgas, a la mujer se le da la posibilidad de parir por vía vaginal.

Escrito por | 8 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta