La ecografía

La posibilidad de obtener imágenes “en directo” del feto en formación era, hasta hace poco, ciencia ficción. Hoy todos los niños son vistos con detalle antes de nacer. En la década del setenta se comenzó a dar a publicidad la introducción de la ecografía como elemento diagnóstico. Ya se conocía el principio en base al cual funcionaba: emisión de ultrasonidos como emplean los sonares de los barcos para medir la profundidad del agua.

Los profesionales estaban familiarizados con la idea, pues ya se empleaba de rutina para escuchar los latidos fetales amplificados, pero costaba comprender que estos sonidos pudiesen ser convertidos en imágenes. Desde los años cincuenta se habían realizado experiencias ecográficas en el embarazo, aprovechando la presencia de un medio líquido (el líquido amniótico en el cual nada el bebé) para la trasmisión del sonido. Estos primeros aparatos eran rudimentarios, de gran tamaño, difícil manejo y peores imágenes.

Llevó muchos años comprobar para qué servía la ecografía. Se debía recorrer innumerables veces todo el abdomen con el transductor para poder generar una imagen inanimada (sin movimientos) que, con mucha imaginación, se parecía a un bebé intrauterino. Estábamos aún en la era de la ecografía estática. Los aparatos eran voluminosos y las pantallas borrosas.

En los años ochenta llegaron los primeros ecógrafos de “tiempo real” con los cuales es posible ver al bebé en movimiento. Hoy, el pequeño aparato que se emplea permite hacer el diagnóstico de sexo en pocos segundos y con total facilidad. Su reducido tamaño alberga la capacidad de una gran computadora y las imágenes que ofrece son de calidad fotográfica.

Escrito por | 3 de febrero de 2011 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Embarazo y Salud

Artículos relacionados

Comentarios

  1. ¿Tienen riesgos las ecografías? - Crece Bebe - 4 de febrero de 2011 | 9:01

    […] se ha dicho acerca de los posibles daños que podría causar un número excesivo de ecografías realizadas a un bebé durante su primer trimestre de vida intrauterina. De hecho, nada ha podido ser […]

Deja una respuesta