La higiene del bebé con el cordón umbilical

El baño diario y el cuidado de la piel son algunas de las atenciones básicas que el bebé debe recibir una vez en casa. Para llevarlas a cabo correctamente, conviene tener en cuenta ciertos aspectos sencillos pero indispensables.

Cuando el recién nacido llega a casa, uno de los cuidados más importantes es asegurar una buena higiene de su cuerpo. Esta debe incluir la atención del cordón umbilical, baños periódicos y el cuidado de la piel, que debe mantenerse limpia sin necesidad de lavados constantes.

Paso por paso, damos aquí algunos consejos que pueden ser de utilidad para las madres que se encuentren en esta situación.

Antes de la caída del cordón


Deberá tratarse de mantener la piel del niño libre de secreciones, utilizando para ello una técnica que no afectejel t cordón umbilical. Pueden usarse compresas de algodón humedecidas con agua hervida entibiada, y si es necesario un jabón suave (de glicerina,por ejemplo).

Este procedimiento no debe efectuarse más que una vez por día, procurando higienizar al niño durante cada cambio de pañales, con algún producto aceitoso. Si debe utilizarse agua, se procederá a secar cuidadosamente la piel y se volverá a lubricar la zona del pañal con aceite o linimento oleocalcáreo.

Escrito por | 5 de agosto de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta