La lactancia materna favorece el desarrollo pulmonar

Mimos y una nutrición sana y equilibrada son los mejores argumentos para definir a la lactancia materna aunque hay muchas otras razones por las cuales los médicos y especialistas aconsejan a las madres que den de mamar a sus hijos. Además de proteger a los bebés contra gérmenes y microorganismos y favorecer el funcionamiento de su sistema digestivo, la leche materna es vital para la capacidad pulmonar del bebé.

De acuerdo a los estudios, se ha comprobado que los niños que toman el pecho durante al menos cuatro meses tienen una mayor capacidad pulmonar que los que toman leche materna durante menos tiempo.

Científicos de la Universidad de Carolina del Sur, en los Estados Unidos, llegaron a esta conclusión luego de analizar a 1.033 niños de diez años de edad desde el momento de su nacimiento. Entonces se comprobó que los niños que fueron amamantados durante ese lapso exhalaban el aire de sus pulmones más rápido.

Según los especialistas, el desarrollo pulmonar se debe a que los niños que toman el pecho deben ejercer una presión tres veces superior a la que realizan para succionar el biberón. Este esfuerzo logra una mayor capacidad pulmonar.

A esto hay que sumar que los bebés amamantados presentaron una frecuencia cardíaca y respiratoria más estable.

Vía: Buena Salud

Escrito por | 22 de enero de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. El contacto con la piel de la madre - Crece Bebe - 24 de febrero de 2010 | 8:31

    […] sustancias antiinfecciosas que contiene la leche materna cubrirán todo el aparato digestivo del niño e impedirán cualquier tipo de infección producida […]

Deja una respuesta