La noticia del embarazo

Una noticia, un mensaje, puede tener distintas, casi calidoscópicas respuestas. En las innumerables veces que un médico ha dado tenido la oportunidad de anunciar personalmente la presencia de un embarazo, han visto rostros de las más variadas fisonomías, iluminarse de tal forma que hace innecesario cualquier maquillaje; en todos los casos ha podido vislumbrar una expresión indefinible, pero a la vez, inconfundible. Incluso en aquellas mujeres en las cuales el embarazo les llega en el momento menos oportuno, es posible observar este fenómeno. Es como si, de pronto, esa persona sentada frente a nosotros se transformase. El rostro ansioso por la espera previa nos muestra una nueva faceta. Creo que la palabra adecuada es plenitud.

La noticia del embarazo es todopoderosa. Nada es ni será igual después de ella. Es un punto de inflexión en la vida. Y si bien es un hecho tan natural como la vida misma, esa misma cualidad es la que lo convierte en algo casi mágico. La embarazada se siente elegida por la naturaleza para crear más vida. ¿Hay algo más maravilloso que el acto de crear? El milagro, por repetido, no deja de ser milagro.

Por otra parte, la realidad también nos llama y nos muestra que el embarazo muchas veces, quizá más de lo deseado, se presenta sin que lo llamen. No es lo mismo un “positivo” como premio a innumerables estudios, análisis y tratamientos en una pareja que ansiaba tener un hijo que se le negaba, que esta noticia se instale en una familia numerosa, por ejemplo, con madres que tienen que dejar a sus hijos para ir a trabajar, al cuidado de algún familiar o de los hijos mayores.

Un resultado “positivo” puede convertirse en el más veloz de los mensajes. El teléfono no descansará hasta cumplir la misión encomendada: propagar a los cuatro vientos las cuatro sílabas de esa palabra. El protocolo del laboratorio se transforma, como un billete premiado, en un certificado de garantía de felicidad, o  no. El “positivo” pintará en todos y en cada uno de los rostros un cuadro distinto, a pesar de usar los mismos colores.

Escrito por | 21 de enero de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta