La panza de una Madre

La configuración del abdomen (su forma, su tamaño) depende de distintos factores. La constitución física es uno de ellos. En una mujer grande, de caderas anchas, la panza sobresale menos que en una persona de estructura ósea estrecha. Y, en general, cuanto más pequeña y delgada sea la embarazada, más se le notará su estado. Asimismo, cuando los músculos abdominales están excesivamente relajados, se distienden con más flexibilidad y el embarazo se aprecia antes (esto es frecuente en mujeres que ya han tenido hijos).

Otras veces, la curvatura de la espalda es muy acusada (lordosis), lo que hace que el vientre se proyecte hacia adelante de forma muy llamativa. Un problema de gases o un mayor tiempo gestacional del inicialmente calculado pueden ser otras causas por las que el vientre es algo más prominente. A veces, las dimensiones del abdomen no se corresponden con el tamaño del bebé (un vientre voluminoso no alberga necesariamente un bebé grande, ni una panza pequeña cobija a un bebé pequeño).

Tampoco la forma de la panza revela gran cosa. Hay quien afirma que si ésta es alta y puntiaguda, nacerá un varón, y si es redonda y baja, será una nena, pero son teorías sin fundamento científico. A lo sumo, por el aspecto de la panza el médico puede hacerse una idea de cómo ésta colocado el bebé (al final del embarazo).

Si el bebé está de nalgas, el vientre tiende a agrandarse más bajo el arco costal; si está boca abajo, suele presentar el aspecto habitual (con forma de huevo); y si está atravesado, el abdomen es más ancho. No obstante, para conocer con seguridad la posición del bebé (así como su tamaño y su sexo) hay que hacer una ecografía.

Escrito por | 4 de mayo de 2010 con 3 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Concepción y Embarazo

Artículos relacionados

  • La forma de la panza

    ¿Indica algo la forma o tamaño de la panza? Hay quien cree que es posible conocer el sexo del bebé por el aspecto de la panza. Las...

  • La panza se empieza a notar

    A lo largo de la gestación, el cuerpo femenino sufre una transformación lenta y constante. Sin lugar a dudas, el cambio más evidente y...

  • Vacunas durante el embarazo

    Las vacunas protegen al organismo de las infecciones. La persona que se ha inmunizado o vacunado contra una enfermedad desarrolla unas defensas...

  • Embarazo sin penetración

    La respuesta sexual humana implica un exquisito repertorio de mecanismos que cada uno (hombre y mujer) desarrolla en forma diferente según el...

  • Los cuidados de la panza

    ¿Qué cuidados necesita? En el embarazo, la piel del vientre se dilata muchísimo, pudiendo sufrir daños irreversibles si no se cuida...

Comentarios

  1. Miedo en el embarazo - Crece Bebe - 8 de mayo de 2010 | 9:01

    […] Muchas embarazadas sufren de temores que las pueden paralizar. Es cierto que en el período agudo inicial de diagnóstico, cuando se trata de una personalidad con trastornos tales como las denominadas “crisis de pánico”, está plenamente justificado el empleo de psicofármacos si hay inconvenientes durante el embarazo, o si produce demasiada angustia a causa de temores . Pero la solución definitiva al problema no pasa por las pastillitas. […]

  2. Edemas durante el embarazo - Crece Bebe - 8 de julio de 2010 | 8:33

    […] la sangre se vuelve más fluida y eso propicia su salida fuera de los vasos. A medida que avanza la gestación, aumenta la compresión del bebé sobre las grandes venas: la sangre circula peor y tiende a […]

  3. El séptimo mes de embarazo - Crece Bebe - 10 de julio de 2010 | 8:01

    […] séptimo es un mes muy tranquilo. Si bien la panza ha crecido mucho, y está alta debido a que el bebé no se ha encajado, su tamaño aún no complica […]

Deja una respuesta