La pareja y los médicos en el parto

El vínculo del médico y de la partera con la pareja que va a tener un hijo tiene que ser de total confianzay permitir que sean escuchados y respetados. Asimismo, las prácticas que se realizan tienen que elegirse con cuidado, sin hacer más de lo necesario ni causar dolor o molestias para cubrir posibles complicaciones antes de que se produzcan.

En todo parto se debe dar la posiblidad de que sea de la forma más natural, sin que se usen técnicas innecesarias. Esto debe quedar muy claro en las charlas durante el embarazo entre la parejay el equipo médico.

En el ámbito privado, si se elige un médico fuera de la institución, que trabaje con su propio equipo, incluso se le puede pedir a las enfermeras que no intervengan hasta que el médico las llame, se puede poner música, parir de pie y crear un clima de intimidad que le permita apoderarse de su propio cuerpo como una herramienta que puede manejar.

Aquellos que decidan tener a sus hijos en su propia casa gozan de varias ventajas: tienen intimidad, no los presionan, pueden crear un clima que permita el relax; en definitiva, se vuelve a socializar un hecho como el nacimiento, que hoy por hoy se maneja desde la esterilidad en su acepción más amplia.

Escrito por | 16 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta