La postura ideal para el bebé

Una vez que el bebé logra mantenerse sentado con total seguridad, puede utilizar libremente ambas manos para explorar y manipular. Eso multiplica las posibilidades de juego:

• Lo mejor es dejar que se siente en el suelo o sobre una alfombra, y retirar de su alcance todo lo que entrañe algún peligro.

• Le gustará ojear cuentos de cartón, golpear objetos entre sí y sacar uno a uno pequeños juguetes de una caja para volver a meterlos después.

• Podemos jugar con él a lanzar una pelota y ofrecerle papeles de distintas texturas para que rasgue.

• El corralito sólo debe usarse en los momentos en que no es posible vigilar al bebé.  Para desarrollarse bien, necesita poder moverse libremente por la casa.

Escrito por | 9 de noviembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta