La seguridad de la cuna del bebé

Algunos consejos para hacer de la cuna del bebé un lugar seguro:

Materiales: La madera y materiales de origen vegetal deben estar libres de deterioro y ataques de insectos. Las partes metálicas al alcance del niño deben fabricarse con materiales anticorrosivos. Los barnices y pinturas deben ser totalmente atóxicos.

Baranda

Los dispositivos de cierre del lateral móvil deben estar situados a más de 85 cm uno del otro. El sistema debe requerir al menos dos acciones distintas para su funcionamiento, de modo que el pequeño no pueda manipularlo accidentalmente.

Terminación

Todos los bordes, salientes y pequeños componentes (tornillos, abrazaderas, cerraduras…) deben estar redondeados. No puede haber terminaciones de tubo abiertas.

La distancia de la base a los laterales y cabeceros no tiene que ser superior a 2,5 cm.  La altura interior de la cuna debe ser de al menos 60 cm desde su posición más baja, sin colchón, y un mínimo de 30 cm en el nivel superior. La separación entre barrotes oscilará entre 4,5 y 6,5 cm.

Ruedas: Puede llevar dos (y dos pies fijos) o bien cuatro, de las cuales al menos dos se deben poder bloquear.

Escrito por | 19 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta