La vida para los prematuros

Hace tan sólo diez años, una siniestra sombra se proyectaba sobre el pronóstico vital de los bebés prematuros afectados por la enfermedad de la membrana hialina: la mitad de ellos fallecía. En la actualidad, gracias a la pronta instilación del sur-facíante, la sustancia necesaria para expandir los pulmones, fallecen menos del 20%.

En los recién nacidos normales, el pulmón se expande en cuanto recibe aire del exterior; ello se debe a que las celdillas se hallan tapizadas por una sustancia que impide su colapso. En los bebés afectados por la membrana hialina, esta sustancia, llamada surfactante, se ha sintetizado de forma deficiente, o se ha liberado mal. Los pulmones de estos niños son comparables a una esponja aplastada, cuyas celdillas están rígidas y no se pueden distender.

Aunque puede afectar a todos los recién nacidos, es mucho más frecuente cuando son prematuros. Los hijos de madres diabéticas también pueden nacer afectados por la enfermedad de la membrana hialina, que se observa asimismo en los nacidos por cesárea o de parto rápido, así como en los que han sufrido anoxia neonatal.
Debido a que el aire no puede llegar a los alvéolos respiratorios, los bebés afectados por la membrana hialina casi siempre fallecen por asfixia.

En una titánica lucha contra la muerte, el bebé debe echar mano de todos los recursos dotados por la naturaleza para poder respirar y pone en marcha la totalidad de los músculos respiratorios.

Ya que han sufrido de asfixia durante el parto, o a que desde el primer momento respiraron mal, algunos recién nacidos ya necesitan ser reanimados en la sala de partos.

Hasta ahora, el tratamiento de la enfermedad de la membrana hialina se basaba en la respiración asistida. A finales de 1989 fue aprobado en los Estados Unidos la utilización de un medicamento llamado factor sur-factante. Al principio, se utilizaron preparados que se obtenían de pulmones de animales porcinos y bovinos. El surfactante era depositado en los pulmones del recién nacido. Desde hace varios años se utiliza surfactante de forma sistemática en todos los niños que nacen con un peso menor de 1 500 gramos.

Escrito por | 31 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Parto

Artículos relacionados

  • Prevenir nacimientos prematuros

    Para evitar el problema de la prematurez, es importante que la futura madre tenga en cuenta que la vida de su futuro bebé depende en gran...

  • El cuidado de un bebé prematuro

    Los chiquitos que nacen antes de tiempo tienen un peso inferior a los dos kilos y sus capacidades físicas todavía no se han desarrollado lo...

  • El servicio para los prematuros

    La ciencia y la tecnología punta también están al servicio de los prematuros. Uno de los principales problemas de los bebés prematuros son...

  • Riesgo del prematuro

    El peligro es proporcional a la inmadurez de los órganos del bebé. Entre otras frecuentes complicaciones, si la madurez fetal no es la...

  • Los padres ante un parto prematuro

    Ante un parto prematuro, muchas veces aparecen sentimientos de culpa por parte de los padres. Es obligación del cuerpo médico intentar...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta