Lactancia materna: la bajada de la leche

La lactancia materna es el mejor alimento para un bebé y si bien es un proceso que se produce en forma natural no sucede en forma espontánea sino que requiere de paciencia y una cuota de amor, para así sostener el difícil momento de la bajada de la leche.

Esto sucede cuando comienza la producción de la leche, entre dos y cinco días luego del parto. Hasta entonces la mujer segrega una sustancia llamada calostro, rica en agua, proteínas y minerales que satisface las necesidades del bebé durante sus primeros días.

El paso siguiente es la llamada “bajada de la leche”, proceso que en algunos casos es doloroso mientras que a las más afortunadas les sucede en forma natural y sin grandes inconvenientes. La producción de leche se genera a partir de la succión del bebé. Entonces la glándula pituitaria del cerebro se estimula para así liberar dos hormonas, la prolactina y oxitocina.

Mientras que la primera se ocupa de activar la producción de la leche en las glándulas mamarias, la segunda se encarga de que la leche pase de las glándulas mamarias a los reservorios de leche situados detrás de la areola.

Este proceso se conoce como reflejo de subida de la leche y es un reflejo muy fuerte que incluso puede aparecer con sólo ver al bebé.

Escrito por | 14 de junio de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Lactancia y cuidados después de la cesárea - Crece Bebe - 21 de junio de 2010 | 19:21

    […] “subida de la leche” se produce aproximadamente a las cuarenta y ocho horas de la operación,  de la cesárea, […]

Deja una respuesta