Lactancia: síntomas de la mastitis

Todo comienza con una molestia pero como es muy común que las madres que se encuentran amamantando en un comienzo sientan pequeños dolores no realizan una consulta. Sin embargo, el síntoma se vuelve cada vez más fuerte y así es como los senos se transforman en rocas y los dolores se intensifican.

¿Estamos frente a una mastitis? La mastitis es una dolencia muy común durante el comienzo de la lactancia y se produce por la inflamación de la glándula mamaria producto de un proceso infeccioso. Produce dolor y calores en la zona.

Ahora bien, ¿cuándo hablamos de mastitis y cuando de un simple dolor producto de la adaptación a la lactancia? Para detectar si se trata de una mastitis hay que tener en cuenta algunos síntomas. Los más comunes son la fiebre, el dolor intenso en la zona en uno o dos senos, y los escalofríos.

En caso de tener esta afección se recomienda visitar al médico para que recete los medicamentos adecuados. Si la mastitis afecta a un solo seno la madre podrá continuar amamantando al bebé con el otro. Si en cambio afecta a ambos senos, la madre podrá alimentar a su hijo con un sacaleches hasta que la afección sea superada.

Escrito por | 28 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta