Las doce primeras horas de vida

Muchos bebés pasan la mayor parte de su primer día dormidos. En ese tiempo, en especial las primeras seis horas, pediatras y enfermeras los observan atentamente. Y es que se producen transformaciones decisivas en su organismo, el corazón y los pulmones comienzan a funcionar solos, debe regular la temperatura… y hay que estar alertas.

Una vez que el recién nacido se ha estabilizado, le dan un baño, lo visten y lo dejan en una cunita al lado de la madre. El personal médico vigila sus signos vitales (pulso, respiración, temperatura), su actividad y cómo acepta la primera toma. Además, le aplican un colirio para protegerlo de las infecciones oculares (puede contraerlas al recorrer el canal del parto) y le dan vitamina K (para evitar la hemorragia del recién nacido).

Además, el niño hará las primeras cacas (meconio) y eliminará orina, lo que también observará el personal médico.

Desde esas primeras horas el contacto piel con piel con la madre tranquiliza al niño, ayuda a establecer un vínculo entre ambos y favorece la lactancia. La succión del pecho es indispensable para estimular la producción de leche.

Escrito por | 22 de noviembre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta