Las emociones y el desarrollo del niño

Hoy en día se conoce bastante bien el papel fundamental que juega la estimulación ambiental en el desarrollo del cerebro del infante. Se sabe poco sobre el efecto de las emociones. Un equipo de psicólogos de la Universidad Simón Fraser de Canadá, está llevando a cabo una investigación que puede aportar luz sobre el asunto. Están estudiando el desarrollo cerebral de 44 niños rumanos adoptados por familias canadienses. 30 de ellos sufrieron graves carencias afectivas durante un año o más, recluidos en un orfanato. El resto de los niños fueron adoptados con uno o dos meses de vida.

El cerebro se desarrolla de tal manera que parece existir periodos críticos que, si se rebasan, dificultan los aprendizajes. Los niños salvajes que han pasado sus primeros años de vida lejos del contacto con otros humanos nunca aprenden a hablar correctamente.

Pasados los 10 años de edad, es casi imposible aprender a hablar un idioma sin acento. Los científicos están estudiando la posibilidad de que un umbral parecido exista en el desarrollo emocional y que la futura personalidad del sujeto esté condicionada por las primeras experiencias afectivas.

Escrito por | 19 de septiembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta