Las manchas que provoca la fiebre

La fiebre no es una enfermedad en sí misma; es sólo un síntoma que acompaña a muchas afecciones, infecciosas o no, así como a múltiples procesos, tales como insolación y deshidratación. A menudo, estas dolencias y trastornos presentan también alguna alteración cutánea, y es esta combinación de fiebre y lesiones en la piel lo que nos ayuda a diagnosticar antes el problema.

Siempre que se produce una elevación de la temperatura corporal, los vasos sanguíneos superficiales se dilatan; esto hace que el organismo elimine el calor por sudoración y da lugar a un enrojecimiento de la piel de la cara. En las mejillas aparecen las comúnmente llamadas chapetas, unas manchas muy peculiares de color rojo encendido.

Máculas
Son manchas rojas, separadas o confluentes, que se blanquean al presionarlas. Se acompañan de fiebre variable y se deben a un aumento de la sangre que pasa por los capilares superficiales de la piel.

Ronchas y urticarias
Son ronchas rojas elevadas, dispersas e irregulares, que ocasionan picazones y calor local.

Vesículas
Pequeñas manchas rojas prominentes que se convierten en vesículas. Después se rompe la piel sale el líquido, las ampollas se secan y forman costra.

Manchas de sangre
Están provocadas por la salida de la sangre fuera de ios capilares de ia piel.Tienen una coloración rojo vino y pueden ser grandes (púrpuras) o pequeñas (petequias).Tardan un tiempo en desaparecer.

Escrito por | 31 de diciembre de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Un body que detecta la fiebre en los bebés - Crece Bebe - 19 de enero de 2011 | 21:42

    […] hay una tarea complicada es la de tomarle la fiebre a un bebé. A medida que crecen, esto se vuelve más difícil aún debido a que hay que mantenerlos […]

Deja una respuesta