Las primeras comidas sólidas del bebé

La alimentación del bebé es un viaje no exento de aventuras. Lo mejor ocurre hacia los seis meses de edad, cuando se produce un punto de inflexión y el niño incursiona en la alimentación de sólidos. En realidad se trata de alimentos semisólidos pues los bebés aprenden a comer de a poco y con la experiencia.

En un primer momento, sólo unos pocos alimentos reemplazarán a la leche. Primero se comenzará con una comida para luego añadir una segunda. Los sabores también se incorporan de a poco y de esta forma el bebé comienza a apreciarlos. Además, la escala ascendente responde a la madurez del intestino.

Así es como entre los primeros alimentos están los cereales libres de gluten (para evitar posibles alergias). Son las clásicas papillas, sobre las que tanto escuchamos hablar.

¿Cómo prepararlas? Es muy sencillo, sólo hay que mezclar una cucharada pequeña de cereal con cuatro o cinco cucharaditas de leche o agua hervida enfriada. Con el correr del tiempo comenzarás a espesar más la mezcla añadiendo más cereal.

Es probable que las primeras comidas resulten un fracaso aunque eso no importa. No se trata de que el niño se alimente con estas primeras papillas sino que se familiarice con la comida. Por otra parte, en un comienzo los bebés pueden comer muy poco pues sus barrigas son muy pequeñas y la leche aún es su fuente de alimentación primaria.

Escrito por | 17 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Primeros meses

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta