Las primeras deposiciones del bebé

¿ Cuántas veces por días deben defecar los bebés? ¿Cómo tiene que ser la deposición? Esta es otra consulta típica de los papás en los consultorios pediátricos.

Si bien cada bebé es diferente se pueden hacer algunas generalizaciones. En relación a las deposiciones diarias, a medida que el bebé comienza a tomar el pecho puede hacer una deposición después de cada comida, por la presencia de un reflejo llamado gastrocólico que se pierde con la maduración. Los bebés que toman leche de fórmula, en cambio, pueden ver reducidas sus deposiciones a una sola diaria.

En relación a la textura, es importante saber que el meconio es la primera deposición que presentan los recién nacidos. Es una sustancia espesa, pegajosa, y de color negro verdoso. Debido a que se forma en el intestino antes de nacer, se compone de líquido amniótico, moco, lanugo (vello fino que cubre el cuerpo del bebé), bilis y células que se han desprendido de la piel y del tubo digestivo. Debe producirse durante el primer o segundo día de vida. Con el transcurso de los días, el meconio se irá transformando.

Después de dos o tres días de alimentarse a pecho, las deposiciones serán de color amarillo-mostaza y su consistencia será, floja y grumosa. Además tendrán carácter ruidoso y explosivo, y olor agradable. Estas se conocen con el nombre de “heces de transición” y es muy frecuente que los papás desprevenidos -sobre todo los primerizos- las confundan con diarrea. Pero ésto es absolutamente normal y al pequeño no le pasa nada, ni hay que darle ningún medicamento, ni líquido ni dieta especial.

En caso de que el bebé se alimente con leche de fórmula, sus deposiciones iniciales (meconio) serán de color verde grisáceo y con el transcurso de los días cambiarán al color amarillo.

¿ Cuándo se consultar al pediatra? Los especialistas coinciden en que se debe consultar sí:

– hay presencia de sangre en el pañal

– el bebé está irritable, rechaza el alimento, tiene vómitos o fiebre

– las deposiciones tienen color blanquecino o son muy oscuras (tipo alquitrán)

– tiene distensión abdominal (el bebé tiene la panza hinchada)

– el bebé no aumenta de peso o se lo ve desmejorado

Lo que nunca hay que hacer es darle de tomar laxantes, infusiones de té o yuyos medicinales, ni tampoco colocarle supositorios (están contraindicados y pueden ser peligrosos).

Escrito por | 14 de febrero de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días y Primeros meses

Artículos relacionados

  • Consejos para calmar a los recién nacidos

    Los recién nacidos no sólo deben adaptarse al nuevo mundo sino también a algunas rutinas cotidianas que les causan una mayor irritación. Si...

  • El primer cambio de pañales

    La primera deposición del recién nacido es negra, brillante, pastosa y pegajosa. Se llama meconio, como podría llamarse de cualquier otra...

  • Los deseos del bebé

    Cumplir las expectativas del bebé también implica saber reconocer y aceptar cuándo desea que lo dejen en paz. El exceso de estímulos molesta...

  • Kit de aseo infantil

    El kit de aseo para niños Hoppop Zazo fue pensado para que los más pequeños cuenten con su propio conjunto de cepillo, peine y espejo...

  • Es una niña!

    El rosa inunda el cuarto y respondemos con humor viejos refranes machistas: la pequeña nació. Con su llegada, surgen interrogantes. Como a...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta