Las rabietas en los niños de 1 año de edad

Sorprende saber la naturaleza de algunas de las conductas de nuestros hijos. ¿Te ha ocurrido que tu hijo es un santo cuando está con otras personas y un pequeño demonio cuanto está contigo? ¿La maestra te cuenta que en la guardería nunca tiene rabietas pero en casa llora cuando no tiene lo que quiere?

No te alarmes, este comportamiento es muy común en los niños de 1 año de edad. De alguna forma, sus manifestaciones expresan las emociones que tu hijo ha estado reprimiendo durante el día. Tu amor incondicional hace que él sepa que puede hacer lo que sea contigo, que puede sacar a la luz estas emociones reprimidas sin temor a nada.

Por supuesto que saber esta verdad no implica que sus rabietas terminen con tu paciencia. Es común que las madres se sientan agobiadas con sus pequeños a esta edad pues los niños de 1 año o más aún no pueden expresarse con palabras por lo que resumen sus estados de ánimo con gritos y llantos. No te sientas mal si pierdes la paciencia. Tan sólo intenta mantener la calma y esperar a que tu hijo se relaje luego de estar contigo durante un rato. Si lo recoges de la guardería, evita realizar recados y regresa a tu hogar para que se relaje y pueda vincularse de otra forma contigo y con el resto de la familia pues es común que entonces se aplaquen las emociones reprimidas durante el día.

Escrito por | 11 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta