Las ventajas de los medicamentos homeopáticos en niños

Velar por la salud de los más pequeños es una de las principales preocupaciones de los padres, pero ¿sabemos a qué opciones podemos recurrir cuando nuestros hijos enferman?

La homeopatía es un método terapéutico al que los progenitores pueden acudir cuando los niños se ponen malos. De hecho, cada vez más pediatras recetan homeopatía en sus consultas. Entre las ventajas de los medicamentos homeopáticos destaca el hecho de que se no han descrito efectos secundarios adversos relevantes asociados a su toma. En este sentido, hay que destacar que varios estudios científicos avalan esta afirmación, junto al hecho del escaso número de declaraciones a las Agencias del Medicamentos de distintos países. Es más, la principal conclusión es que los efectos secundarios, las reacciones adversas o las interacciones de los medicamentos homeopáticos son “raros, leves y transitorias”.

Además, tienen otras ventajas como el hecho de que son compatibles con otros tratamientos alopáticos o convencionales.

Las enfermedades que trata la homeopatía son muy diversas. En el caso de los niños, las opciones son múltiples. Por ejemplo, los medicamentos homeopáticos constituyen una alternativa eficaz para tratar ciertos síntomas como afecciones respiratorias, digestivas, ansiedad, problemas de sueño, irritabilidad…, cuando no se puede recurrir a fármacos convencionales debido a sus efectos secundarios.

Del mismo modo, es importante destacar que este tipo de medicina para los niños no perjudica el estómago. Y al mismo tiempo se administra de forma muy sencilla pues existen distintas presentaciones. Así, los medicamentos homeopáticos se pueden tomar en gránulos que se diluyen en el biberón o en unidosis bebibles que en general son bien aceptadas por los pequeños.

En el caso de la gripe o los procesos gripales se recomienza comenzar el tratamiento siempre que aparezcan los primeros síntomas, que generalmente son escalofríos, sensación de malestar general, cansancio, agotamiento, etc. Cuanto antes actuemos mejor, porque administrar un tratamiento homeopático a tiempo ayuda a reducir la duración o intensidad de los síntomas asociados a estas infecciones procedentes de distintos virus.

Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un médico o farmacéutico. Los medicamentos homeopáticos se venden exclusivamente en farmacias, de modo que el consejo de un farmacéutico cualificado puede servirnos también de ayuda en el caso de que tengamos algún tipo de pregunta o estemos indecisos.

Escrito por | 2 de junio de 2014 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Salud

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta