Llantos y quejas en los niños

Las quejas y el lloriqueo son muy comunes en los niños pequeños, en especial si tienen entre 1 y 2 años y aún no saben expresarse con palabras. Los niños practican estos hábitos para pedir algo que quieren y obtener el resultado. También lloran y se quejan cuando no logran la atención de sus padres pero lo más sorprendente es que no saben lo que es el lloriqueo ni como suena.

Para comenzar, puedes pedirle que hable con voz normal cuando se pone quejumbroso o llora. Explícale que suenan desagradables y muéstrale una mejor forma de comunicarse. Tú también debes estar atenta a sus reclamos pues por lo general están relacionados con la búsqueda de tu atención. Puedes pedirle que aguarde un momento o bien pararte a su altura y explicarle que debe esperar hasta que termines de realizar lo que estás haciendo siempre y cuando sea un tiempo de espera realista para un niño pequeño.

Puedes evitar el lloriqueo iniciando una conversación con él y preguntándole que quiere para luego explicarle el porque de las cosas. Frases como las siguiente pueden ser efectivas: “No te comprendo cuando hablas así. Por favor, usa tu voz normal y escucharé con gusto lo que dices”.

Evita enfadarte pues eso sólo agudizará la situación. Algo que ayuda mucho es desviar su atención hacia otro tema.

Vía: Babycenter

Escrito por | 16 de febrero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

  • No reprimir el llanto de los niños

    Un niño, a partir de los cinco  o seis años es muy sensible a la humillación y a los reproches. Todavía está saliendo de su egocentrismo y...

  • Importancia del llanto de los niños

    Muchos padres se impacientan cuando sus hijos se ahogan en lágrimas. Pero el llanto, además de un atributo que nos distingue como personas,...

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta