Los mimos esperados por el bebé

Si usted recién tuvo un bebé y llega el momento de llevarlo a casa debe recordar que su chiquito dormirá casi todo el tiempo y que sólo se despertará para alimentarse. Pero también habrá tensiones y él responderá con el llanto, A no desesperar porque eso es normal.

Un bebé puede llorar entre dos y cuatro horas por día en diferentes momentos y tiene que ver con la necesidad de expresar un dolorcito, el hambre o la reacción ante algún ruido que lo molesta. En estos casos conviene que lo acompañe con calma. En el caso de que llore mucho conviene quitarle la ropita y colocarlo sobre la piel de su mamá abrazándolo mucho para darle la sensación de estar contenido en la panza de la mamá. No es imprescindible mecerlo mientras lo pasea ansiosamente por la habitación, sino por el contrario, arrullarlo suavemente y, a veces, simplemente quedarse sentada sosteniéndolo hasta que se le pase el llanto.

Todos esos mimos son imprescindibles para darle seguridad al recién nacido, son mitos esos que aseguran que si se los alza, si se los acaricia y se les demuestra el afecto de los pequeños gestos se vuelve caprichoso. Un bebé bien atendido será un niño seguro en el futuro y esto es lo que vale.

Escrito por | 13 de mayo de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bebés y Primeros días y Primeros meses

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta