Los niños deben ayudar en casa

Tanto los psicólogos como los pedagogos están de acuerdo en que los hijos deberían ayudar en casa. Los niños han de aprender desde pequeños que en una familia o en cualquier otra comunidad los distintos miembros deben ayudarse mutualmente, ya que esto facilita la vida de todos. Nadie puede vivir siempre a costa de los demás. Con ello no sólo desprecia los derechos de los que lo rodean, sino que también se invalida a sí mismo.

En muchas familias se desperdicia el momento adecuado para crear este espíritu de colaboración. Pero si nuestros hijos tienen entre dos y cinco años, no nos resultará difícil reclutarlos para la causa. Es más, son ellos mismo los que nos piden que les permitamos ayudarnos. A esta edad, los niños se identifican con sus padres y quieren hacer lo mismo que ellos. Y con cada pequeño logro crece su orgullo y su autoestima.

Por ello, los padres deberían vencer su miedo a las tazas rotas, al agua desparramada o al piso manchado. Es lógico que los niños pequeños no sean aún capaces de dejar una labor bien hecha. Son lentos, torpes y se cansan enseguida. La madre o el padre no tendrán más remedio que completar o arreglar el trabajo (de ser posible, disimuladamente), pero a sabiendas de que están realizando una inversión para el futuro.

Escrito por | 21 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Primeros años

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Motivar a los niños a colaborar en casa - Crece Bebe - 26 de septiembre de 2010 | 23:34

    […] colaboración es fructífera para ambas partes cuando los niños se sienten útiles útiles. Para motivarlos en forma correcta, los padres […]

Deja una respuesta