Los niños y el dinero

El fenómeno se repite y de acuerdo con lo indicado por censos efectuados en países de distinta idiosincracia y variado poder adquisitivo, estamos criando chicos y jóvenes desaprensivos que ignoran para qué sirve el trabajo. De acuerdo con las últimas cifras, la mitad de los jóvenes entre 18 y 25 años viven todavía bajo el techo paterno.

El inconveniente radica en que muchos no aportan un centavo y encima aceptan o exigen que sus madres cocinen y laven para ellos. Y estas madres se quejan, reclaman, pero no hacen nada para que cambien o para criarlos de manera que estén listos para enfrentar un futuro económico cada vez más difícil y competitivo.

Hoy tenemos padres que afirman: cuando yo era chico, tenía que ir a la escuela caminando. Menos mal que ahora mi hijo puede ir a la facultad en automóvil. Se trata de padres que tienen como única meta lograr que sus hijos sean felices. Pero si bien es cierto que sólo se es joven una vez en la vida, no es posible que les demos todo servido en bandeja. Si lo hacemos, estamos produciéndoles un daño porque no les transmitimos el orgullo legítimo y estimulante de tener en las manos un par de pesos ganados con honestidad y esfuerzo. Los estamos privando de una experiencia indispensable para su crecimiento y los inducimos a manejarse con una escala de valores que más tarde les impedirá triunfar en la vida.

Es por tales razones que la educación en cuanto al manejo del dinero y de las posesiones debe hacerse desde pequeños, no olvidando nunca de que se trata de niños, pero no por ello darle todos los gustos sin que sientan el trabajo que requieren sus caprichos.   ¿Cómo van a salir airosos de una lucha para la que no fueron preparados?  Les indicaremos algunas pautas, en siguientes post en Crecebebe para que de a poco se inmiscuyan en el mundo material con responsabilidad.

Escrito por | 3 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Niños

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta