Los niños y el fútbol

El fútbol es una de las grandes pasiones y los niños no están al margen de ella: la comparten desde muy pequeños. Para muchos no  basta sólo con ver un partido en el estadio o en la televisión, con ser hincha de un equipo o admirar a algún jugador. También se trata de salir a la cancha y de practicar este deporte, fuente de salud y aprendizaje de las reglas de la convivencia y la sociabilidad.

Manifestaciones del auge del fútbol en el mundo infantil pueden verse no sólo en la afluencia de niños a los estadios, sino también en la proliferación de escuelas especializadas que han convertido este deporte en materia enseñable. Se puede decir que llevar a un hijo a una escuela de fútbl es una linda excusa para que aprendan reglas de convivencia y sociabilidad.

Los niños son distribuidos en grupos según las edades, los niveles y las posibilidades de horario.  Con los más chiquitos, y especialmente en invierno, para evitar enfriamientos, se practica en lugares cerrados. A partir de los 11 años ya pasan a jugar fútbol grande, es decir, de equipos de once jugadores y en campo al aire libre. Este cambio surge de la necesidad que tienen de desarrollar  su cuerpo en un lugar más amplio.

Escrito por | 24 de junio de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta