Los padres ante un parto prematuro

Ante un parto prematuro, muchas veces aparecen sentimientos de culpa por parte de los padres. Es obligación del cuerpo médico intentar disminuir ese tipo de sensaciones aclarándoles que el hecho de dar a luz a un bebé antes de tiempo no es una falta de ellos ni deben considerarlo un fracaso.

Una vez que el bebé ha sido dado de alta no todo ha terminado. Es imprescindible el seguimiento del equipo médico, al que se suman el pediatra y los diversos especialistas. Frecuentemente, es necesario visitar la casa donde el pequeño vaya a vivir y asegurarse de que recibirá el cuidado adecuado una vez que haya llegado allí. En muchos casos, se requiere continuar con la evaluación y el apoyo por parte del kinesiólogo y el oftalmólogo, y con el control madurativo para detectar en forma precoz patologías que podrían dejar secuelas.

La tecnología, el esfuerzo de médicos y enfermeras, y el gran amor de mamá y papá permiten que aquellos niños que decidieron asomarse al mundo antes de tiempo, puedan compartir, día a día con su familia y sus amigos, la alegría de estar vivos.

Escrito por | 4 de marzo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta