Los padres y las peleas entre hermanos

Las peleas entre hermanos son escalones necesarios para lograr la madurez emocional y social, sin embargo, los padres deben estar atentos cuando éstas son demasiado agresivas y violentas, cuando son inadecuadas por el motivo que le dieron origen o por el lugar donde se producen.

Los padres siempre deben observar con cautela las peleas entre sus hijos. No deben intervenir activamente en todo altercado que se produzca. Ni separarlos, aplacarlos o dirigirlos continuamente. Es importante que ellos puedan solucionar sus propios problemas sin intermediarios.

Tampoco deben ignorar las disputas fingiendo no escuchar. Los chicos deben saber que sus padres los cuidan, pero que también confían en que puedan tener la madurez necesaria para no tener que intervenir.

Es imprescindible observar si siempre es el mismo hijo quien inicia los enfrentamientos ya que esto indica que bajo la pelea hay un pedido de ayuda. La agresión es un llamado de atención. Algo angustia al peleador, no puede ponerlo en palabras y lo actúa pegando. En principio los padres deben reflexionar si la violencia en su casa es sólo “cosa de niños” o también en la pareja se dan episodios agresivos. No olvidemos que los hijos son espejo de los padres.

En segunda instancia, en vez de responder con violencia, al niño violento hay que hablarle. Nunca darle mensajes ambiguos, confusos, descalificadores o autoritarios. No hay que pegarle ni retarlo, hay que dialogar. No debe utilizarse el mismo código agresivo para que reaccione sino todo lo contrario.

A través de preguntas, reflexiones y anécdotas, los padres deben intentar entender qué le preocupa al niño y ayudarlo. Si a pesar de la tolerancia, el acercamiento y el diálogo la conducta del chico no se modifica es conveniente buscar orientación profesional para que juntos, la familia y el especialista, ayuden al pequeño a superar la violencia.

Escrito por | 21 de diciembre de 2009 con 2 comentarios.
Etiquetas: , , , , ,
Lee más artículos sobre Niños y Padres

Artículos relacionados

  • Claves para la buena educación

    Es difícil permanecer siempre al pie del cañón, estar dispuesto y cargado de paciencia ante las necesidades, problemas y dudas de los niños....

  • Las comparaciones entre niños no son buenas

    ¿Quién no las ha escuchado alguna vez?: "¡Hijo, no le aciertas a la pelota ni de casualidad! No sé a quién saliste, porque yo a tu edad era...

  • Las diferencias entre hermanos

    No se trata de darles a todos lo mismo, sino a cada uno lo suyo. Esto no implica conceder privilegios ni tener preferencias, sino hacer sentir a...

  • Los padres y los límites

    Que los padres sean consecuentes con los límites que ponen a su hijo es premisa imprescindible para que él se atenga a ellos. Si un día le...

  • Más Conductas que los padres no deben tener

    1) Cuando sobreviene el capricho lo mejor es ignorarlo. 2) Cuando el chico no quiere quedarse en la cama trate de convencerlo para que lo haga...

Comentarios

  1. El bebé comprende lo que pasa - Crece Bebe - 1 de enero de 2010 | 8:34

    […] muy real. El está ahí, con toda su capacidad para recibir lo que sucede en su entorno: una pelea, una discusión, una enfermedad, el encuentro amoroso de sus padres. Y también con todas las posibilidades que […]

  2. El vocabulario del niño - Crece Bebe - 4 de diciembre de 2010 | 8:03

    […] a insultar también a otros adultos. Pero es imprescindible. Los padres deben tratar de modelar la agresividad del pequeño, sin reprimirla ni fomentarla. Si sus palabras no causan el efecto esperado, es muy posible que […]

Deja una respuesta