Madres después de los 40: desventajas

La tendencia indica que cada vez más mujeres deciden postergar la maternidad por diversas razones personales sin embargo, la decisión también implica algunos riesgos.

A pesar del avance de la ciencia, la naturaleza es sabia y por esa razón la maternidad tiene su ciclo. Cuanto más grande es una mujer, menos posibilidades tiene de concebir. Si bien en la actualidad este tiempo se ha extendido, aún tiene sus limitaciones. Y no sólo hablamos de la concepción, que decae con el correr de los años, sino también de los riesgos.

Cuantos más viejos son los óvulos mayores probabilidades hay de tener un hijo con problemas cromosómicos. También aumentan las posibilidades de un aborto espontáneo o de otras anomalías congénitas.

A partir de los 35 años la curva de concepción decae y se intensifica a partir de los 40 años. El embarazo también es más complicado en mujeres de mayor edad, pudiendo desarrollar problemas como diabetes, hipertensión arterial, problemas en la placenta y bebés prematuros.

En el plano económico, la maternidad tardía implica un menor ahorro, algo a tener en cuenta si no has ahorrado aún para la vejez. Por otra parte, los tratamientos de fertilidad son muy caros y además hay que sumar el seguro médico, que aumenta a medida que uno envejece.

Escrito por | 3 de agosto de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Padres

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta