Madres que trabajan desde la casa

Trabajar en casa es una muy buena opción para poder criar a nuestros hijos, pero tiene sus ventajas y desventajas. Para muchas mujeres puede resultar muy difícil, ya que te aisla del mundo exterior y puede ser muy aburrido. Si bien internet ofrece todas las posibilidades y el acceso a todos los lugares imaginables, se siente bien diferente y se extraña la interacción con los amigos y los compañeros de oficina de todos los días.

El reloj biológico también ha cambiado, para quien solía despertarse temprano en la mañana para ir a trabajar, ahora debe adecuar sus horarios a la dinámica de los niños. Encontrar los momentos cada vez más escasos para dedicar al trabajo puede resultar una tarea estresante. No es conveniente acostumbrarse a trabajar hasta altas horas de la noche, cuando la casa ha quedado tranquila y en silencio ya que eso te obligará a disminuir las horas de sueño. Es conveniente que establezcas una rutina, he intentes mantenerla para no sentirte luego desbordada por el trabajo acumulado.

Trabajar desde casa también tiene sus ventajas, te da la libertad y la flexibilidad que tanto se necesita, cuando los niños son pequeños. Sobre todo durante la lactancia. Además de trabajar sin cumplir un horario de llegada y de salida, te permite trabajar desde un pequeño rincón en tu habitación, con tu ropa de dormir, con la cara lavada y el pelo alborotado. No tendrás que pedir  permiso para faltar los días que el niño no esté bien de salud, ni tendrás que dejarlo al cuidado de personas extrañas. Y lo mejor de todo: tu serás tu propio jefe!

Escrito por | 20 de diciembre de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta