Más consejos para lidiar con pataletas, rabietas y berrinches

Como lidiar con las rabietas persistentes? Si ya intentaste con todas las sugerencias que dimos aquí y aquí y el problema persiste no te desanimes todavía tenemos algunos consejos más:

Las rabietas son esos comportamientos alterados e indeseables que se presentan generalmente en los niños de entre los 12 o 18 meses a los 4 años y que nos vuelven locos a los padres. En realidad no debemos sentirnos culpables ante un comportamiento de este estilo ya que se trata de comportamientos habituales en el desarrollo de la primera infancia. En realidad obedecen a la incapacidad del niño de controlar sus emociones debido a la frustración o a la dificultad de expresar sus deseos o necesidades insatisfechas.

Claro que existen pequeños con pulmones de verdaderos sopranos y pilas que parecieran no gastarse nunca, dando lugar a berrinches interminables y con tendencia a empeorar. En estos casos, es importante establecer contacto físico con el niño (colocarlo a tu nivel, abrazarlo, sentarlo en tus piernas), con la intención de calmarlo sin ceder a su pedido. Concéntrate en su estado emocional y no en su exigencia, habla con él tranquilamente, de preferencia sobre otras cosas. Felizmente, la fase de las rabietas es eso mismo, una fase pasajera.

Evite utilizar la fuerza física con los niños, La rabieta en si ya es tan violenta y descontrolada como para agregar más, si optas por ese camino lo único que conseguirás será avivar las llamas de ese incendio. Gritar o pegar al niño, solo empeorará la situación, además debes tener en cuenta que las rabietas pueden tener otras causas: cansancio, hambre, estres, lo cual significa que lo más importante en ese momento es reconquistar la estabilidad.

Conversa mucho. Una vez que la pataleta ha finalizado es importante conversar con el niño sobre aquello que pasó, sobre lo que estaba bien y lo que estaba errado, porque es que no puede volver a pasar, así como las consecuencias de futuras rabietas y las consecuencias de un buen comportamiento. La autodisciplina es enseñar al niño a controlar, positivamente las situaciones en las que se encuentra. Una vez conquistada, la autodisciplina, las rabietas desaparecen casi por arte de magia.

Cuando es necesario consultar a su pediatra o a un especialista? Si sientes que las rabietas de tu hijo/a se tornan más frecuentes y sin señales de irse suavizando. Si persisten e incluso empeoran en lugar de mejorar después de los 4 años. Si el niño se lesiona a sí mismo o a otros o destruye pertenencias durante uno de esos episodios. Si también tiene pesadillas, dolores de cabeza o dolores estomacales. Si tiene problemas con lo ya aprendido por ejemplo un retroceso, como ser en el el uso del baño; se niega a comer o ir a la cama; lo encuentras ansioso o tiene un apego excesivo hacia sus padres.

También puede interesarte:

Como lidiar con las rabietas de nuestros hijos,

Como lidiar con las rabietas de nuestros hijos II

Consejos para educar y desciplinar a nuestros hijos II

Vía / Pequenada

Escrito por | 21 de marzo de 2009 con 3 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre General y Niños y Padres y Primeros años

Artículos relacionados

Comentarios

  1. yojanna - 28 de abril de 2009 | 2:58

    hola me gusta mucho este articulo realmente lo voy a implementar con mi hijo,q ultimamente se porta mal se golpea grita y demas…

  2. Educando a niños con “talento” - Crece Bebe - 31 de octubre de 2009 | 14:38

    […] Necesitan estar con sus pares. También deben ser adecuadamente estimulados durante la primera infancia en aquellos que tienen dificultades, para que puedan desarrollarse no solamente en aquello que les […]

  3. Consejos para viajar en el auto con los niños - Crece Bebe - 30 de noviembre de 2009 | 20:15

    […] el seguro puesto, justamente se debería aconsejar a todo pasajero el no jugar con los cerrojos y enseñarle a los niños a colocarlos cuando suben al auto. Si es posible asegurar siempre las puertas traseras de forma que […]

Deja una respuesta