Más sobre hiperactividad infantil

El comportamiento de un niño hiperactivo suele generar conflictos en su entorno. Crear un ambiente familiar estable con normas claras y mucha dedicación son fundamentales. Continuamos con los consejos para ayudar en la crianza de niños hiperactivos

Ejercicio físico
Los niños con mucha energía necesitan hacer ejercicio al igual que los demás. Permite que juegue, corra y salte pero mantén una hora determinada todos los días para frenar el ritmo, mantenerlo ocupado, no sólo física sino mentalmente también.

Por ejemplo: después de la escuela, déjalo hacer hacer actividades al aire libre que insuman energía, que corra y salte a su antojo, pero a continuación establece un tiempo determinado al volver a la casa para actividades más calmas, como dibujar o leer un libro o tal vez sentarse a charlar mientras se prepara la comida familiar.

Configurar una rutina regular le ayudará de muchas maneras, y aunque nuestros niños necesitan libertad para correr y jugar a su propio ritmo, también necesitan un periodo de ralentización en su rutina diaria.

Relajación
Una vez que nuestros niños aprenden a relajarse físicamente, sus mentes disminuyen su actividad gradualmente también. Trata de mantenerlos relajados; evitando el uso de palabras como “ahora mismo, date prisa, hazlo rápido” que pueden provocar una reacción agresiva.

Un masaje en  la espalda puede ayudar a calmar cualquier erupción de ansiedad, al igual que simples técnicas de respiración  o algo de yoga.

No al castigo
Si cuando el niño está corriendo por la casa y lo inevitable sucede, como ser un adorno de cristal se hace añicos en el suelo, en vez de castigar al niño de la forma más severa como desearías, intenta resolverlo con calma. Dejale en claro que correr por la casa no es lo correcto, que no estás contenta con lo sucedido. Como les resulta casi imposible estarse quietos, el castigo podria ser, que solo deba caminar en la casa por los próximos 10 minutos. También debes involucrarlo en la limpieza del lugar, de alguna forma, de modo que aprenda a respetar la propiedad y a ser responsable de sus propias acciones. El castigo severo o los gritos no sirven de nada solo crearán más confusión.

Medicación
La medicación por sí sola no es la solución, aunque la medicación puede ser necesaria en la mayoría de los casos, tenemos que participar más activamente en la tarea de calmar a nuestros hijos de forma natural, puede ayudar simplemente un cambio de dieta, o una actividad deportiva.

Por ejemplo los dulces, las bebidas gaseosas y las galletitas, que contienen un colorante amarillo llamado tartrazina, son altamente perturbadoras. Lo ideal sería suprimir todos los alimentos procesados que contienen aditivos artificiales así como también el azúcar de la dieta de todos los niños, pero muy especialmente en el caso de niños hiperactivos.

Vía / Parenting toddler tips

Escrito por | 31 de mayo de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Como ayudar a un niño hiperactivo - Crece Bebe - 31 de mayo de 2010 | 16:30

    […] Aunque estos consejos son sin duda válidos para todos los niños en general, resultan fundamentales para ayudarnos a lidiar con niños hiperactivos. Encontrarás más consejos para la crianza de niños con este tipo de conducta aquí […]

  2. Niños hipertónicos, hipotónicos y armónicos - Crece Bebe - 6 de julio de 2010 | 9:07

    […] más activos, más propensos a irritarse y les cuesta relajarse. Hay que descartar que la causa sean gases, […]

Deja una respuesta