Medidas de prevención durante el embarazo

  • Vacunas: durante el embarazo sólo es necesario recibir dos dosis de antitetánica, con un intervalo de dos meses entre ellas. Habitualmente, la primera se aplica al quinto mes y la segunda al séptimo.

  • Prevención de infecciones urinarias (cistitis): es relativamente frecuente y fácil de solucionar durante el embarazo, pero si no se trata a tiempo puede ocasionar amenaza de parto prematuro, pielonefritis (infección en los ríñones), amenaza de aborto, etcétera. Se debe sospechar una infección urinaria cuando existe dolor o ardor al orinar, sensación de deseos de orinar pero imposibilidad de hacerlo, deseos muy frecuentes de orinar con escasa emisión de orina, cambios de color u olor de la orina.

Ante estos síntomas se debe consultar enseguida al centro de salud. Y para prevenir las infecciones urinarias es necesario tomar abundante líquido, ir al baño ni bien se sientan deseos de orinar, tener una higiene cuidadosa luego de ir de cuerpo (con agua y jabón cuidando de no arrastrar materia fecal hacia la vulva) y cumplir con los exámenes de orina solicitados durante el control prenatal.

  • Tabaco, alcohol, medicamentos y otras drogas: perturban el crecimiento del bebé, pueden determinar su bajo peso al nacer y otras complicaciones más severas. Abstenerse de ellos posibilitará que crezca sano y fuerte. Los medicamentos no deben tomarse sin prescripción médica, ya que algunos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia y otros deben administrarse con cuidados especiales. Algunos tés o remedios caseros también pueden ser tóxicos. Por eso, si durante el embarazo se presenta alguna enfermedad, por más trivial que parezca, es imprescindible consultar al centro de salud y no automedicarse.

Escrito por | 11 de diciembre de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta