Medidas higiénicas durante el puerperio

El puerperio —del latín puer (niño) y parere (generar)— se inicia después de la expulsión de la placenta y dura de seis a ocho semanas. El puerperio está caracterizado por fenómenos que conducen a la regresión fisiológica de aquellos órganos sometidos, durante el embarazo, a una progresiva evolución, exceptuando las mamas, que precisamente en este período inician su fase de mayor actividad.

MEDIDAS HIGIÉNICAS

1) El ambiente en que viva la puérpera deberá estar a una temperatura adecuada, con luz discreta y máxima tranquilidad.

2) Se fajará el vientre para que los músculos de esta región recuperen su tono.

3) Las mamas deben estar sostenidas, pero no comprimidas, por el sostén, con el fin de permitir una circulación sanguínea normal. Antes y después de las tetadas, las mamas deberán ser lavadas con una solución de ácido bórico al 5 %.

4) La piel será objeto de particular limpieza y se tratará con sustancias absorbentes, con el fin de recibir la gran eliminación de agua que tiene lugar en este período.

Escrito por | 7 de julio de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta