Mimos y descanso en el embarazo

Las manos del compañero pueden jugar un importante papel en el descanso y la relajación. Los mimos en la espalda y el masaje en la cintura pueden ayudarla a combatir esas molestas contracturas que suelen aparecer como consecuencia de los cambios de curvatura en la columna vertebral y de la distensión de los ligamentos de la pelvis.

Descansarás mejor si te tumbas de lado, con un cojín entre las piernas. Si te duele la espalda, túmbate y aprieta los músculos abdominales y dorsales hasta que la curva lumbar toque el suelo. Suelta los músculos y repite el ejercicio varias veces.
Siempre que puedas, coloca los pies en alto.

Aunque durante la gestación la mujer puede sufrir pequeñas molestias, no debe ser impedimento para que se permita disfrutar placenteramente de su estado. En consecuencia, conviene que tenga en cuenta lo siguiente:

• Si se encuentra fatigada, es importante que se tome todo el tiempo necesario para descansar.

• “Mirarse el ombligo” de vez en cuando no es ningún delito, sino un estado propio de la gravidez. Por lo tanto, debería permitírselo sin experimentar sentimientos de culpa.

• Los ejercicios de relajación y la gimnasia yoga le vendrán como anillo al dedo para lograr durante la noche un sueño reparador.

• Si el cansancio fuera excesivo, puede deberse a una carencia de vitaminas del grupo B o de hierro. En estos casos, el tocólogo indicará un preparado que los contenga.

Escrito por | 20 de septiembre de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. Descansar durante el embarazo - Crece Bebe - 23 de noviembre de 2010 | 8:01

    […] a límites de “autoexigencia? No sólo los fantasmas del paro se unen en contra de un embarazo relajado y feliz. Muchas mujeres que “sólo” trabajan en casa, en vez de disfrutar de su estado, se […]

Deja una respuesta