Mimos y hormonas para crecer

Recibir comprensión, ternura y dulzura, ser escuchado y valorado, sentir el reconocimiento paterno y familiar ante las acciones bien realizadas, en definitiva, ser amado, tiene gran importancia en el proceso de crecimiento del niño. Está comprobado que los niños maltratados, desatendidos, abandonados y, en general, todos aquellos con carencias afectivas, suelen ser más bajitos.

Los conocimientos actuales de la medicina revelan la existencia de unas reacciones bioquímicas y hormonales que explican este hecho. La hormona del crecimiento se segrega en función de la sustancia estimuladora (GHR) y de otra inhibidora.  En los niños con falta de afecto predomina la cantidad de  somastatina, la inhibidora y, por tanto, la GRH actúa en mucha menor cantidad, lo que significa una menor altura.

Hormonas para crecer

La hormona del crecimiento es una sustancia que se forma y se segrega en la hipófisis (glándula alojada en la base del cerebro) y que está controlada por unas hormonas del hipotálamo (zona situada en la parte superior de la hipófisis).

La corrrecta armonización de ambas permite una normal secreción de la hormona del crecimiento. Sin embargo, cualquier alteración puede hacer que se produzca de más o de menos, ocasionando trastornos como el enanismo o gigantismo (según sea el déficit).

Actualmente, España es uno de los países europeos en donde más avanzados están los procedimientos de diagnóstico y tratamiento en los niños con déficit de hormona de crecimiento. Existe una sustancia que, administrada mediante inyecciones, resulta muy eficaz y no presenta efectos secundarios en los pequeños. El tratamiento, siempre bajo control médico, debe mantenerse desde los 2 o 3 años hasta la pubertad.

Escrito por | 24 de agosto de 2010 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. ¿Por qué los bebés son tan lindos? - Crece Bebe - 25 de agosto de 2010 | 19:28

    […] la cuna de un bebé terminará esbozando una sonrisa o haciendo muecas. Según los etólogos, este atractivo irresistible de los bebés constituye uno de los inventos más geniales de la naturaleza: los pequeños e indefensos […]

Deja una respuesta