Muebles para niños

Un escritorio que se transforma primero en pizarrón y después en teatro de títeres no parece demasiado factible si pensamos en aquellas pesadas tablas adosadas a la pared o con una biblioteca repleta de estantes como alzada.

Pero la flexibilidad de los usos puede diseñarse de antemano. Ya existe, por ejemplo, una línea de muebles hecha a base de estructuras o módulos de madera a los que se van agregando diferentes elementos (cubos, estantes, cortinas, etc.) por medio de un sistema de ensamblaje con tornillos y tuercas también de madera, cuyo tamaño es fácil de manipular por los chicos e impide que los pierdan o se los traguen.

Estos muebles, además, son desarmables, con lo cual, más allá de los aspectos prácticos de transporte y acomodación, ofrecen a los padres que ayudan a construirlos, una oportunidad de colaboración en la creación del espacio de sus hijos.

Escrito por | 29 de mayo de 2011 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta