Muñecas Monster High

Si bien aún falta un tiempo para pensar en los regalos navideños hay que ir previniéndose y no dejar todo para último momento, por eso les comentamos la llegada de las muñecas Monster High al mercado español.

La colección incluye  muñecas adolescentes cuyos padres, reconocibles en sus nombres, son personajes clásicos del cine y los cuentos de terror.  Se trata de  personajes tales como Frankie Stein, Draculaura, Clawdeen Wolf, Cleo de Nile y Ghoulia Yelps, hijas respectivamente de Frankenstein, Drácula, el Hombre Lobo, La momia y un zombie. Todas ellas estudiantes del mismo colegio, el Monster High.

Las muñecas son creadas por Mattel y llegan a España tras arrazar el mercado americano.

Escrito por | 2 de noviembre de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Juguetes, libros y juegos

Artículos relacionados

  • Muñecas para regalar en navidad

    Toda niña debe tener una muñeca así es que si tu beba está dejando atrás los pañales y quieres regalarle su primer muñeca esta navidad...

  • Una marca de juguetes deja de diferenciar los juguetes para niños y niñas

    Mucho se ha debatido sobre la cuestión de las figuras masculina y femenina en la infancia y es por eso que la marca de juguetes Toys “R” ha...

  • Arenero y piscina infantil

    Cuando pensamos en los juegos de verano es imposible no pensar en una piscina, aunque vivamos lejos del mar, los juegos de agua son los más...

  • Lego Friends

    Lego ha lanzado una nueva línea de juguetes, se trata de Lego Friends, pensada para las pequeñas a partir de los 5 años, lo que puede ser...

  • Correpasillos Bomberos

    El correpasillos bombero como su nombre lo indica es la imitación de un coche de bomberos, cuenta con una cabina giratorio y puede manejarse...

Comentarios

  1. Les pega a las muñecas - Crece Bebe - 18 de noviembre de 2010 | 8:32

    […] es así, nuestra hija no hará más que reflejarnos. En otras circunstancias, las nenas les pegan a sus muñecas sin que exista una historia de golpes familiares. Los niños tienen su propia cuota de agresión […]

Deja una respuesta