Niños con problemas de oído

Los sentidos nos relacionan con el mundo que nos circunda, y de ellos, el oído humano es capaz de distinguir desde el zumbido de un mosquito hasta el ruido del motor de un jet. Pero este sentido, junto a la vista, olfato, tacto y gusto, puede tener problemas que hay que enfrentar, para corregir lo antes posible.

Padres y maestros pueden detectar en los primeros años de la vida de un niño pequeñas disminuciones de audición, que pueden gravitar en su normal desarrollo. No se trata aquí de pérdidas severas de audición sino de aquellas que podrían pasar inadvertidas. Los ejemplos más comunes:

• Signo del televisor, subir el volumen más de lo habitual.

• Insuficiencia nasal respiratoria (sequedad bucal, necesidad de tomar agua aún durante la noche).

• Sensación de taponamiento de oídos, dolor de oídos, supuración, dolor de cabeza de difícil localización.

Desde ya que no siempre una de estas actuaciones estará asociada a disminución de la audición según los fonoaudiólogos Pero si se repite, si se notan dos o más de estas actitudes, lo conveniente es consultar al médico, que seguramente indicará un estudio de audición (audiometría). Este estudio, hay que hacerlo conocer, es totalmente indoloro para el niño.

Escrito por | 30 de octubre de 2009 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts

Comentarios

  1. El oído del bebé - Crece Bebe - 14 de junio de 2010 | 18:21

    […] niños también sufren de frecuentes resfríos, anginas, obstrucción nasal, otitis, completando un cuadro de un niño con aspecto pálido, ojeroso, distraído, con ojos a veces […]

  2. Como combatir el dolor de oídos - Crece Bebe - 29 de octubre de 2010 | 22:27

    […] hijo de cinco años sufre a menudo de dolor de oídos. Su pediatra dice que se debe a los resfriados, pero yo no me quedo tranquila. ¿Debo preocuparme y […]

Deja una respuesta